Relato: deje que otro preñara a mi esposa



Relato: deje que otro preñara a mi esposa

Mi nombre es Marco, tengo 37 años y mi esposa Carolina es una hermosa mujer de 32 años, tiene un cuerpo muy bonito, esbelta de senos grandes y cintura pequeña que hace resaltar su trasero, llevamos 5 años de casados y no podíamos tener hijos (bueno, ya viene el primero en camino), yo soy estéril y no lo supe hasta hace 2 años después de unos estudios, varias veces platicamos al respecto con mi esposa y estábamos indecisos en adoptar un bebe o bien que ella se dejara embarazar por otra persona simulando una infidelidad y que esta tercera persona nunca se enterara que la había embarazado. Finalmente optamos por esta segunda alternativa y buscamos la manera de llevarla a cabo.
Ya pasaron 4 meses (los mismos que tiene Carol de embarazo), al principio no decidíamos como hacerlo pero finalmente acordamos la forma y aceptando la realidad de mi esterilidad creo que fue lo mejor, he decidido narrar como sucedieron los hechos ya que aunque al principio me sentí confundido al ver a mi esposa follando con otro hombre (pues los grabe sin que ellos lo supieran) ya que cuando revise la grabación me dio mucho coraje ver la forma tan apasionada como hicieron el acto sexual.
Acordamos buscar a una persona que no fuera un sexoservidor, que fuera de mi misma complexión, color de piel y ojos etc… me inscribí en otro club deportivo y empecé a hacer cierta amistad con un hombre joven de 30 años de las características que buscaba, casado el también y que estarían temporalmente en nuestra localidad por el arranque de operaciones de una sucursal de la empresa para la cual trabaja, después de haber salido algunas ocasiones juntos con nuestras esposas y como había química entre los cuatro, los invitamos a pasar un fin de semana en una casa de campo que rentamos cerca de un pueblito, (todo estaba listo para tratar de lograr nuestro propósito), yo previamente la rente dos días antes e instale cámaras ocultas de alta definición para grabar lo que sucediera en las recamaras, en la salita de la cabaña y el patio, las cuales se activarían al detectar movimiento. No soy ningún “mirón” pero quería ver la reacción de mi esposa al follar con otro hombre aunque ya estaba acordado que ella se le insinuaría para provocar la relación, sabíamos que Carol le gustaba pues disimuladamente él con frecuencia observaba su cuerpo.
Ese viernes por la tarde (eran los días mas fértiles de mi esposa), llegamos juntos a la cabaña, platicamos de varias cosas, contamos chistes de adultos, pusimos algo de música romántica y saque a bailar a Roxana, la esposa de Eduardo y él saco a bailar a mi esposa, la velada transcurrió agradablemente, cenamos, tomamos unas copas y después vimos una película de intrigas que tenia escenas muy eróticas y de infidelidades que previamente yo había seleccionado. Se hicieron comentarios de una de las protagonistas que estaba siendo infiel a su pareja, y yo comente con cierto doble sentido:
.-¡Bueno, si el esposo no se entera, como dice el dicho “ojos que no ven corazón que no siente”, además el esposo también se anda dando gusto con su secretaria.
.-Ustedes no piensen que nosotras no tenemos oportunidades, pero no lo hacemos por respeto a ustedes.- dijo Roxana.- ¿tú que opinas Carol?
.-A mí un día me ayudo un chico guapísimo a cambiar una llanta ponchada y me invito a salir, le dije que era casada y le di las gracias, así que pórtense bien porque sobra quien se fije en nosotras.
Carol traía una blusa escotada que dejaba ver la parte superior de sus abultados senos y Eduardo con disimulo la miraba frecuentemente, era obvio que mi esposa le gustaba, terminamos de ver la película y antes de irnos a dormir comente:
.- Mañana voy a ir al pueblo por unas cosas, si necesitan algo se los puedo traer…
.-Marco, quería que checaras la cisterna, parece que la bomba está mal.- dijo Carol
.-No hay problema, que te ayude Eduardo y yo voy con Roxana al pueblo.-
.-Por supuesto, yo lo puedo hacer Carol.-contesto Eduardo.- y así Roxana conoce el pueblo…
.-Esta bien, de acuerdo, ¡que descansen!
Carol y yo habíamos acordado que me tardaría unas 3 horas recorriendo el pueblo con Roxana para darle tiempo suficiente para insinuarse y tratar de tener relaciones con Eduardo, ya no comentamos nada y al siguiente día como a las 11:30 hrs. active el control de las cámaras y nos fuimos al poblado cercano con Roxana y así se dieron las cosas en este hecho verídico que relato y que me dejo claro que en una relación de infidelidad (aunque esta sea consentida) se genera una lujuria y una pasión muy intensas.
Mi esposa salió de bañarse, se puso solamente una diminuta tanguita que solo le tapaba el pubis y dejaba al aire todas sus nalgas, se puso encima una delgada y corta batita de baño que apenas alcanzaba a taparle el trasero y se le marcaban con claridad los pezones de sus abultados senos, fue a la sala y Eduardo que estaba ojeando una revista, al verla dijo:
.- Que hermosa eres Carol, el pelo mojado te da una belleza salvaje, me has dejado mudo…
.-¡Gracias Lalo!, mira ven aquí en el patio de está la bomba, no se por que no arranca… .- y se adelanto hacia la puerta, Eduardo no dejaba de mirarle el trasero ya que la delgada bata transparentaba morbosamente sus redondas y paradas nalgas…
Al revisar la cisterna se percató que un trozo de madera había atorado el flotador evitando que se activara la bomba (yo la había atorado un día antes), elimino la madera activándose la bomba, Carol se volteo hacia una alacena agachándose como buscando algo, Eduardo se quedó viéndola ya que se le descubrieron todas las nalgas, la tanguita no le tapaba nada, después entraron a la sala de la cabaña, Carol se dio cuenta que Eduardo tenía una erección y fingiendo que se le atoraba la bata en el picaporte se la zafó dejando sus senos descubiertos y al tratar de tapárselos se le vieron parte de los pelitos del pubis pues la tanguita apenas le cubría una parte de su pelvis exclamando sorprendida:
.- ¡hayy… qué pena!, ¡quede casi desnuda!…
.-No te apenes tienes un cuerpo bellísimo.- dijo recogiendo la bata sin dejar de mirar a Carol y se acercó a ella por la espalda para ponerle la bata, ella soltó sus senos y puso los brazos hacia atrás para que él se la colocara, pero al mismo tiempo la abrazo de los senos y atrayéndola hacia él la beso en el cuello, replegándole su miembro en el trasero, al tiempo que murmuraba en sus oídos:
.- ¡que hermosa eres, tienes un cuerpo bellísimo!...
.- ¡No, por favor Lalo!, los dos somos casados… -dijo Carol pero sin tratar de separarse.- ¡imagínate lo que pasaría si Marco o Roxana se enteran!…
.-Ellos no tienen por qué enterarse, ¡te deseo con todas mis fuerzas! y como dijo Marco: “ojos que no ven corazón que no siente”, no dejo de pensar en ti…
Eduardo con una mano le acariciaba los senos y le metió la otra mano bajo la tanga acariciando la pelvis de mi esposa, besándola en los oídos y poniéndole su pene en el trasero, ella hacia como si tratara de separarse y al moverse tallaba sus nalgas en el paquete de Eduardo murmurando entrecortadamente y con una vocecilla cargada de deseo le dijo:
.-¡No Lalo por favor me estas excitando!…- murmuro dejándolo que tocara su vulva.
.-Tu también me tienes muy excitado, ¡no imaginas como te deseo!.-y sin dejar de besarle el cuello y acariciar su pelvis le metió la otra mano entre las nalgas…
.-Ahhh… ¡Lalo que haces!, ¡por favor, detente!, ahhh… ¡me excitas!…- gemía sensualmente…
.-No te reprimas Carol, ¡déjame poseerte!, mmm… ¡mira como me tienes!...
Y tomándole una mano la puso sobre su miembro y le besaba los oídos, ella empezó a tocárselo sobre la ropa mientras él le acariciaba las nalgas, se bajó el pant´s deportivo que traía dejando descubierto su miembro erguido totalmente, era un poco más grande que el mío pero muy grueso, Carol se quedó sorprendida viéndole el pene y se lo empezó a acariciar, él le quito la batita y chupaba sus senos, después la recostó en el sofá quitándole la pantaleta y besándola en el cuello fue bajando con su boca hasta sus pezones (se notaban muy erguidos) y continuo por su vientre hasta llegar a su pubis y abriéndole las piernas empezó a chupar su vagina, Carol se retorcía de placer, de momento sentí celos pues yo nunca le había chupado el coño y vi que ella lo gozaba mucho abriendo sus piernas para que la chupara a su antojo escuchándola gemir muy excitada y diciéndole con voz entrecortada por el deseo:
.-Ahhh… ¡estamos medio locos!, ojala ellos no se enteren, mmm… ahhh…
El estimulaba su vagina con la boca y se notaba que al mismo tiempo le insertaba los dedos llevándola a un estado de excitación muy intenso, poco después se levantó, tenía el pene bien parado y muy grueso, se recostó en el sofá y Carol poniéndose a gatas por un costado con el trasero hacia la cara de Eduardo le empezó a besar por todos lados su pene y chupándoselo le masturbaba el tronco y acariciaba sus testículos, me dio coraje pues a mí nunca me había chupado el pene (la verdad es que nunca intente que hiciéramos sexo oral), ella no sabía que los estaba grabando y yo no me di cuenta de todo lo que hicieron hasta tres días después cuando en mi oficina revise las grabaciones, era obvio que el enorme y grueso miembro de Eduardo le había despertado una fuerte lujuria que la llevo a entregársele de una forma muy apasionada y desinhibida.
.-¡Oughhh… que rico, así hermosa, sigue!, ahhh…- le decía mientras acariciaba sus nalgas y estimulaba su vagina con los dedos sin dejar de mover su pene dentro de la boca de mi mujer, después paso una pierna de mi esposa hacia un lado de su rostro quedando en posición del 69 y abriéndole la vagina metió su lengua chupándose mutuamente unos minutos…
Se separaron acariciándose por todos lados, ella se recostó en el sofá y abriendo las piernas se dispuso a recibir el miembro de Eduardo, esté le pregunto:
.-¿quieres que me ponga un preservativo para que no vayas a tener problemas?…
.-No te preocupes, estoy tomando anticonceptivos, pero ya el mes que entra voy a suspenderlos para que Marco me embarace, ya queremos tener un hijo, pero ahorita lo podemos hacer así, no va a pasar nada…
Me agrado escucharla decir eso pues así él nunca sabría que pudo haber quedado embarazada por él y esto me quito el desasosiego que sentí por permitir que follara con otro hombre, agradecí internamente las palabras de mi esposa ya que de esta forma cubría mi esterilidad… aunque de cualquier manera me incomodo cuando revise la grabación ver la forma tan ardiente como reacciono al estar cogiendo con él… Eduardo se acomodó entre las piernas de Carol y ella hizo a un lado los recortados pelitos de sus labios vaginales al ver que él dirigía su miembro hacia su hoyito diciéndole…
.-¡Ya métemela papito!, ¡quiero sentirte adentro de mí…
.-Si bonita yo también ya quiero sentir tu coñito, ¡que cerradito lo tienes Carol!.- y empezó a metérsela lentamente exclamando.-¡Oughhh… esta bien apretadito!... ¡delicioso!…
.-¡Ufghhh… ahhh… la tienes muy gruesa!, ahhh...-
Eduardo la penetro varios minutos lenta y profundamente escuchándose unos gemidos muy sensuales de mi esposa por el placer que seguramente estaba sintiendo…
.-¡Oughh… papito, ahhh… que grueso esta tu pene, se siente muy rico!, mpfhh… dámelo todo- y movía su cuerpo hacia él se notaba que gozaba esas profundas penetraciones…
Después acomodo a Carol abriéndole las piernas y poniéndolas sobre sus hombros, se le notaban los labios vaginales ya muy abiertos y de un violento empujón se la clavo toda hasta el fondo, ella grito, pero no fue de dolor, fue un grito sensual de pasión y lujuria…
.-Hayyy… ahhh… ¡que cosota tienes Lalo!... me abres mucho papito, ahhh… que rico…
.-Tienes la vagina muy apretadita Carol, ahhh… me oprime riquísimo, ahhh… ¡que delicia!.- decía cogiéndosela y chupando sus pezones, ella le acariciaba la nuca emitiendo unos gemidos muy fogosos al recibir las lentas metidas del pene de Eduardo.
.-¡Hayyy… ahh… me llenas toda con tu verga!, ahhh…, aughh… ¡que rica se siente!... ahh… la tienes más grande y más gruesa que Marco.
Me dio coraje escuchar su comparación y sus quejidos de gozo por la verguiza que le estaban dando, así como el lenguaje sexual que empleaban, quise pensar que actuaba así para excitarlo y que se vaciara dentro de ella para quedar embarazada como era nuestro propósito y seguí revisando la grabación…
.-y tú tienes el coño más cerradito que el de Roxana, me aprietas más rico que ella, ahhh… ¡que hermosa eres!.- y vi como le paso las manos por debajo de las nalgas y abriéndoselas le estimulaba el ano sin dejar de follársela, empujando Carol su cuerpo con más fuerza hacia él y sus exclamaciones demostraban el fuerte placer y la gran excitación que la invadía…
.-¡Mmm… ahhh… así, ahh… ¡métemela hasta el fondo papacito!, hayyy… soy tuya, ahhh…
.-¡mira cómo te entra mi verga!.-dijo Eduardo sacándosela toda y metiéndosela lentamente, vi como entraba su descomunal pene una y otra vez en la vagina de mi esposa haciéndola gritar de placer, ella lo besaba y lo mordía extasiada con la cogida más apasionada que he visto…
.-Ahhh… que vergota tienes Lalo, ¡me encanta!, agfhhh…
Poco después se separaron y Eduardo la coloco a gatas en el sillón, ella se agacho dejando su hermoso y enorme trasero levantado, se le veían los labios vaginales muy abiertos escurriendo fluidos y expuestos para seguir recibiendo su verga… le abrió las nalgas y se la cogió atrayéndola de la cintura hacia él metiéndole violentamente la verga por la vagina, la jalaba de los senos al fallársela dándole unas penetraciones muy fuertes que la hacían gritar apasionadamente…
.-¡hayyy… papito, ¡que larga la tienes!, ahhh… me destrozas, oughh… ¡que ricas cogidotas me das!, mmm… se te puso muy dura, ahh…
.-¡Es que me tienes bien caliente!, eres la mujer más hermosa que me he cogido, ahhh… que bonitas nalgas.- dijo metiéndole un dedo por el ano sin parar de cogérsela, ella paro más el trasero, se notaba que gozaba ese tipo de estimulación que yo nunca le había hecho.
.-Te siento por todos lados, ahhh… ¡que rico me abre!, así métemela toda, hayyy… más papacito, cógeme, cógeme oughh… que pitote tienes, ahhh… más, más… - creo que Eduardo comprendió que ambos estaban llegando al orgasmo y se detuvo acariciándola suavemente besando su espalda, lógicamente quiso alargar más tiempo el acto sexual para seguir disfrutando del cuerpo de mi esposa…
Eduardo se sentó en el sofá la hizo colocarse parada sobre él con las piernas abiertas a los lados de su cuerpo y la fue bajando lentamente haciéndola sostenerse de sus hombros, clavándola hasta empuñadura en su verga mientras la jalaba de su pequeña cintura y ella subía y bajaba el trasero devorando con su vagina todo su pene mientras él le chupaba los pezones.
.-¡ ahhh… Mira papito, me estoy comiendo toda tu verga! Hayyy… así me entra más, ahhh…
.-¡mmm… sgluhh… que tetas tan bonitas!.-decía chupándole los pezones mientras ella se ensartaba una y otra vez tallándole las nalgas en cada sentón que se daba…
.-muérdemelas son tuyas, ahhh… cómetelas… así, asííí… pa…pi…too, ¡ahh… que rico!, ahh…
Minutos después los movimientos de los se hacían cada vez más fuertes, Eduardo le saco el pene, lo tenía exageradamente parado, la acomodo en posición del misionero y se la metió toda de un empujón, ella gritaba con una pasión desenfrenada:
.-Así Eduar…do, así… mas, hayyy… que ver…gota, mpfhh… mas… así toda… to..da… no te detengas… hayyy… ahhh… mas, maassss….- le decía besándolo y rasguñándole la espalda, se escuchaban nítidamente en la grabación los golpes de sus cuerpos al chocar.
Estaban llegando al orgasmo y se la cogía mas rápido, clavándole con fuerza la verga mordiéndole los pezones diciéndole:
.-Ya Carol, no aguanto tesoro, me voy a vaciar, oughhh… ahhh… ahh…
.-¡Si papacito, vacíate adentro de mi amor!, dá…melo todo, ahhh… lléname de ti, vacíate pa…paci …to, aughh… ahhh… me enloqueces, ahhh… quiero sentir co…mo te corres dentro de mí.- y movía su pelvis convulsionándose de placer, ¡estaba en pleno orgasmo!
.-Ahhh… si bonita toma toda mi leche… ahh… ¡me encantas Carol!.-y metiéndosela hasta el fondo eyaculo dentro de la vagina de mi esposa, se quedó quieto con su pene hasta adentro y luego se lo sacaba un poco y se lo volvía a meter, exprimiendo todo su semen.
Quedaron abrazados acariciándose, después de la caliente cogida que se habían dado por más de una hora, Carol se agacho chupándole el pene y dijo:.- ¡qué bárbaro no se te bajan las ganas.-comento besándole la punta del pene todavía muy parado.
.- me tienes muy caliente, pero ahorita lo aplacamos.- dijo volteándola boca abajo, acomodo un cojín bajo su vientre dejándola con el trasero levantado, y colocándose sobre ella mordía sus oídos al tiempo que trataba de penetrarla, escuche en la grabación que ella decía:
.-Por ahí no Lalo, es más abajo… ahhh… me duele, por ahí no papito hayyy…
Comprendí que se la quería meter por el culo, me dio mucho morbo escuchar como mi mujer le decía que no, pero no se sacaba, al contrario paraba más las nalgas…
.-¿No te coge Marco por el culo Carol?
.-No, nunca me ha cogido por las nalgas, hayyy… no seas sátiro, por ahí no es, hayy….-
.-¡déjame estrenarte el culo amor, oughhh… ahhh… ya está entrando chiquita…
.-hayyy… ¡me duele Lalo!,… me lastimas… por ahí no me cabe, ahhh…
.-¡aguanta cariño!... ahhh… se te va a pasar rápido y después vas a sentir rico.- le decía él empujando su miembro y penetrando el virginal ano de mi esposa…
.-¡Hayyy… la tienes muy gruesa, oughhh… ahhh…
.-Ya está entrando Carol, aguanta un poco, ahhh… que firmes tienes las nalgas, ¡deliciosas!
Seguí viendo la grabación, sorprendiéndome que Carol no se resistiera, al contrario veía que ella paraba más el trasero para que le penetrara el culo y ¡poco después ya se la había metido toda! , Carol gemía de dolor pero no se oponía y le dijo:
.-déjamela adentro, ¡no te muevas!, hayyy… espera que se me pase el dolor…
.-Si mamacita rica, oughhh… tú me dices cuando ya no te duela, ahhh ¡que rico aprieta tu culo!…
Al parecer, Carol empezó a tolerar su pene por el ano y vi con morbo como se movía levantando el trasero aceptando que se la culearan.
.-¡eres un sádico cogelón, ahhh… ya casi no me duele… métemela suavecito.- dijo ella moviendo el trasero para que él empezara a bombearle el culo.
.-¡Te adoro Carol!, mi verga tiene muchas ganas de ti, ouhgfhh… ¡que ricas nalgas!...
.-¡son tuyas, cógetelas! ya no me duele… ahhh… se siente rico, ahhh…
Eduardo se la estuvo culeando como 10 minutos, se la metía lentamente y en cada penetración se veía como le levantaba las nalgas haciéndola gemir.
.-Ahhh… ¡que nalgas tan ricas tienes!... oughh… mfgh… bien duras y apretadas, ahh… me vengo otra vez Carol, ahhh… ¡que culo tan cerrado!... ahhh… ahh… ah…
Se la cogió unos minutos más, se escuchaba el sonido de su cuerpo chocando en las nalgas de mi esposa llenas de semen, cuando le saco el pene note que le dejo el ano muy abierto escurriendo su eyaculación, quedaron abrazados, poco después se levantaron y Carol dijo:
.- eres un sádico, nunca me habían culeado, ¡Me siento muy apenada Lalo!, no sé cómo paso esto pero olvidémoslo ¿quieres? vamos a bañarnos que no tardan en regresar nuestras parejas.
.-Carol, eres la mujer más sensual que he conocido, y hacerte el amor es lo mejor que me ha pasado, de mí parte nadie sabrá nada, nos vemos en un rato.- dijo encaminándose a su recamara.
Llegamos Roxana y yo, nos integramos los cuatro conviviendo agradablemente, jugamos a la pelota, comimos, bebimos una copas, platicamos de muchas cosas y termino el día de lo más tranquilo y placentero, ya en la habitación le pregunte a Carol, ¿Qué paso, lo hicieron?...
.-Si, al principio me dio mucha pena insinuármele, pero en fin hicimos el acto sexual…
.-y cómo fue?, te sentiste incomoda?, te gusto?
.-Hay Marco, no quieras que te cuente detalles, lo hicimos y ya, fue muy rápido y muy normal.- Carol se acercó a mí, me dio un beso y dijo.- No te pongas celoso, no lo goce pero lo tolere porque ya lo habíamos decidido así para tener un bebe, ¿de acuerdo amor?
.-Esta bien, ojala hayas quedado embarazada, vamos a ver una película antes de dormir…
Ya era día domingo por la mañana, después de almorzar, me llevaron 3 caballos que había solicitado con anticipación para dar una cabalgada por el campo, a Carol no le gustaba montar y Eduardo al darse cuenta que ella se iba a quedar sola en la cabaña se disculpó diciendo que fuéramos nosotros ya que tenía que revisar unos contratos que había traído y se tenían que firmar al día siguiente, Carol se ruborizo ligeramente y se metió a la cabaña, intuí que se quería coger otra vez a mi esposa y pensé “bueno así hay más probabilidades de que se embarace” y comente:
.-Esta bien como gustes, vamos con Roxana a dar una cabalgada y regresamos en una hora…
Active las cámaras y nos fuimos con Roxana, Carol estaba en nuestra recamara, se había puesto una ropa interior negra muy sexy con una diminuta tanguita, medias y un liguero negro que resaltaban la belleza de cuerpo, había dejado la puerta entreabierta lo cual de seguro hizo a propósito, se estaba maquillando, en eso entro Eduardo a la recamara, ella se volteo como sorprendida al escucharlo decir:
.-¡que hermoso cuerpo tienes Carol!...
Carol tapo con una mano sus senos y con la otra su pelvis, se veía sensualmente morbosa con el liguero y medias negras, Eduardo se le acerco abrazándola de las nalgas.
.-Lalo, que haces, ¡no podemos!, no van a tardar en regresar.-dijo dejándose acariciar el trasero.
.-¡Pues entonces no perdamos tiempo!.- dijo quitándole el sostén liberando sus hermosos senos y agachándose se los empezó a chupar, poniéndole los pezones totalmente erguidos en segundos, ella lo oprimía de la nuca hacia sus senos diciendo:
.-¡eres un loco y me haces perder la cordura!,…- y empezó a desabotonarle la camisa, él se quitó rápidamente toda su ropa, ya tenía su pene bien parado, curvado hacia arriba por el intenso deseo que se le notaba de cogerse de nuevo a mi mujer.
Carol se quitó la tanguita quedándose con el liguero y las medias puestas (se notaba que ella también tenía ganas de coger otra vez con Eduardo) y sentándose en la cama lo masturbaba y chupaba su pene mientras le acariciaba los testículos…
Poco después la recostó en la cama y abriéndole las piernas chupo su vagina insertandole los dedos haciéndola gemir de placer, sabían que no tenían mucho tiempo y colocándose encima de ella en posición del misionero la penetro hasta el tope, ella paso sus piernas por detrás de las caderas de él y las movía atrayéndolo hacia ella, ambos gemían y se besaban por todos lados, poco después se acomodaron ambos de lado con él detrás de ella, le abrió una pierna y le metió todo su miembro, (la grabación de una de las cámaras registraba claramente la vagina de mi esposa y vi que se la abría mucho por el enorme grosor de su pene entrando completo en la pequeña vagina de Carol), después coloco las piernas Carol sobre sus hombros y le daba unas penetraciones muy profundas haciéndola gritar con lujuria…
.-Hayyy… papacito rico… así me entra toda amor, ahhh… ahh… ¡me encanta tu verga!, más papi, hayy, ¡que cosóta tienes!, no pares amor…, así métemela toda… to…daa.-gritaba excitada, las piernas le temblaban por la profunda cogida que le estaban dando por casi 30 minutos, metiéndosela lentamente, gemían incontroladamente a punto de llegar al orgasmo penetrándola más rápido, Carol se retorcía de placer.
.-¡Así vergudote rico, ahhh…. Hayyy… ¡me encanta tu verga Lalo!… ahhh… más, mas… ¡mójamelo con tu leche papacito, llénamelo de leche!, ahhh ahh… ah…
.-¡si tómala mamacita, ahhh… que rico coges!- y se la clavaba muy adentro como si quisiera meterle también los testículos, se estaba vaciando de nuevo en el coño de mi esposa.
Ella se quedó en la cama boca abajo, se veía morbosamente hermosa con las nalgas bien paradas enmarcadas en el liguero negro, Eduardo se las besaba…
.-¡quieto demonio! Ya no me toques que me vas a volver a calentar y no tardan en regresar…-dijo
Se levantaron, cada uno se metió en su baño, y poco después estaban los dos en la sala arreglando algunas cosas para la carne asada… cuando regrese con Roxana fuimos todos al pueblo a dar una vuelta, Carol estaba de lo más cariñosa conmigo, al final de la tarde nos regresamos a nuestra localidad, yo ya había retirado el equipo de grabación y sonido, lo revisaría al día siguiente en mi oficina.
Me dio mucho coraje ver en las grabaciones, la forma tan apasionada en que mi mujer se le entrego y que hicieran sexo oral además de dejarse culear y expresarse ambos de una forma tan sexual, pero creo que fue por lo calientes que se pusieron al estar cometiendo “adulterio”.
Cuatro semanas después con un retraso de dos semanas en su menstruación hicimos una prueba y ya estaba embarazada, ella hasta la fecha no sabe que la tengo grabada, y como vi que gozo mucho, ahora ya también hacemos el sexo oral y en ocasiones le doy una buena enculada, estamos más acoplados que antes, a Eduardo y a Roxana los seguimos viendo cada vez más esporádicamente y ya no he vuelto a dejarlos solos, nos vemos para cenar en algún restaurant, afortunadamente ya se van a mudar a otra localidad por cuestiones de trabajo y nosotros dentro de unos meses ya tendremos una familia completa.
Quise narrar esta experiencia por tres motivos: 1.- Para que alguien en un caso similar al mío comprenda que esta es una manera de tener un hijo que por lo menos sea legítimo de alguno de los dos, y hacer notar que lo asumimos como una mera “relación física”, para lograr un objetivo sin involucrar sentimientos.
2.- para describir la intensa pasión y la lujuria que observe en esta relación de “adulterio” entregándose totalmente desinhibidos en un acto sexual desenfrenado.
3.-Para hacer notar que por lo general tratamos a nuestras esposas de una manera muy convencional al hacerles el amor y a ellas les gusta un acto sexual apasionado, ahora ya lo hacemos de una forma más fogosa, hacemos sexo oral y ocasionalmente anal, hay que atenderlas despertando su lujuria al máximo para evitar una infidelidad que podría acabar con la relación de pareja (aunque en mi caso esto fue motivado y consentido por las circunstancias que ya comente).
Finalmente solo comentar que si bien es cierto que los primeros días después de revisar las grabaciones me sentí incómodo y “traicionado”, ya que cuando le pregunte: “¿cómo fue?, y me contesto “que había sido muy normal, rápido y que no lo había gozado”, siendo todo lo contrario: follaron con lujuria hasta el cansancio de una manera desenfrenada, ahora me da morbo ver la grabación y observar sus gestos que demuestran el intenso placer que la invadía y la forma tan desinhibida como se cogieron y este es mi secreto lúdico y morboso que me motivo a fallármela a partir de estos hechos de una manera más apasionada e intensa, gozando mucho más ambos y ahora estamos sexualmente muy acoplados y me encanta que mi esposa sea tan caliente.



Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 3
Media de votos: 8.67


Relato: deje que otro preñara a mi esposa
Leida: 23812veces
Tiempo de lectura: 5minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados





























relatos cortos gay vacaciones en familia relatos pornoenamorada de mi padre desde pequeña relatos pornoCon papa a los 14 relatos porno gaywww.relatos eroticos de vecindad.comrelatos eroticos en el colegioel fontanero se cogió a por el culo a mi mamá y relatos analrelato erotico con mi pequeñaMami relatos lesbicosfollada en despedida solterarelatos de lavativasporno relato nina de 8 folla con el abuelitorelato porno mi hija de 11 capitulosRelatos gay con sobrinoRelatos gay gargantaRelatos eroticos papa soltero relatoseroticos gratis.comrelatos cuentos porno bdlol.ru fincaRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatomi primaria y papi relatopornobabosas porno gratisporno gay con perrosmi hijita de 9 añitos relatorelatos nenas desvirgadas por el abueloIncesto con la abuela relatadostetas metroRelato Porno Mi Primita De 10relatos-me folle a mi sobrinorelatos eroticos recien casada 2Relato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatocaperucita cachondarelatos eroticos de incestohijo espera a que se vaya tu padre para sobarme el culo relato eroticoIncesto con la abuela relatadosrelatos sexo campamentorelato madura sexo busrelatos eroticos con mi prima nalgona.mxrompi el culo relatoscasting porno falsosmi putita de 8 añitos me chupa la verga relatos eroticosrelatos de incesto mamat me dio el culorelatos eróticos lesbiscos de experiencia sexual lesbicaRelatos baje su calzon ami tiaRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatorelatos de incesto folle ami madre por el culo a la fuerza y le gustoRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoculeo anal a mi sobrina pequeña relatospornosme follo a mi primarelatos chavas de prepaRelatos porno con mi sobrinita de 18Relato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatode casada decente a la mujer infiel mas puta,relatosrelató eróticos culeando con el vecinitorelatos de cuernosRelatos eroticos d laurita folladas analmenteporno relatos no consentidoPapá e hija amor filialrelatos porno de ijas i familiael virguiito de mi sobrinita relato pornorelato mi sobrino me cojioRELATO EROTICO ME DUCHO CON MI PAPI TENGO SEISRelatos porno amor filial papa soltero 1 bdlol.rurelatos zoofilia hombre perralesbovampiras relato finalrelatos porno abuelotragadora de semenrelato mi hijo me dio por el culomis primos relato xxxrelatos xxx de zofilia con serpientesrelatos eroticos la madura de la tiendarelatos eroticos de abuelos nietas/relato43124_mi-papi-me-follo-mientras-mami-dormia.htmlTia prima y yp relatosIncesto con la abuela relatadosasombrosos relatos eroticos filialesMadre caliente relatosrelatos eroticos cochinaditashicimos un trio mi esposa su hermana y yo relatosRelatos porno amor filial bdlol.rumujer de mi hermano relatosRelatos xxx mi hija de 8Relato erotico con mi madreRelatos cojiendo con mi pequeña hijaninfomanas de pueblo relatos