Relato: Marido morboso



Relato: Marido morboso

Marido morboso



Hola soy Rosa. De nuevo escribo para explicaros una historia
que ha cambiado mi vida. Primero me presentaré para los que no me conozcan: soy
una mujer joven, casada pero para nada aburrida, que me cuido el cuerpo y que
resulto atractiva a los ojos de la mayoría de los hombres. A los que me conocéis
de mi primer relato Sucedió en Turquía sabéis que no soy ninguna santa... pero
lo cierto es que quiero mucho a mi marido y la situación que estaba viviendo
últimamente de tan poca actividad sexual (sólo hacíamos el amor 1 vez cada una o
dos semanas) me estaba amargando.


Eso no podía continuar, así que decidí coger el toro por los
cuernos (nunca mejor dicho) y aprovechando una noche que salimos a cenar fuera y
cuando casi nos habíamos bebido una botella de vino, decidí sincerarme con mi
marido y le dije que sexualmente iba muy necesitada y que si él no podía
satisfacerme me buscaría alguien que sí pudiera hacerlo... mi esposo tardó unos
instantes en responder, pero cuando lo hizo me dejo petrificada. Me dijo que era
libre de acostarme con quien quisiera pero con la condición de que debía
contárselo todo, y si podía ser el quería estar presente en mis encuentros
extraconyugales, eso sí, todo hecho con máxima discreción. Me quedé mirándolo
fijamente esperando que todo fuera una broma, pero su rostro serio y sereno me
demostraba lo contrario, y muy pronto tuve la oportunidad de comprobar que
hablaba en serio.



Desde esa noche, cuando me apetecía sexo, lo que hacía era
agarrarle el pene a mi marido y empezaba a masturbarlo mientras le hablaba de
cómo alguien se me había insinuado en la calle o en el trabajo, o de como me
habían manoseado en el autobús de regreso a casa. Esas cosas que le contaba, la
mayoría inventadas, surgían efecto inmediatamente. Se le ponía bien gorda y dura
y me la clavaba sin contemplaciones. Menudo gozo.



Hace no mucho le empecé a hablar a mi marido de un tipo al
que había conocido en el gimnasio. Me gusta estar en forma y voy al gimnasio
varios días a la semana. Acostumbro a llamar un poco la atención del personal
masculino por los tops ajustados y los mallots ceñidos que me marcan
descaradamente el trasero. Ya dije en mi anterior relato que para mi gusto tengo
el culo un poco llenito, pero a los hombres parece encantarles... pues bien fui
coincidiendo a menudo en las clases de mantenimiento con un muchacho alto y
fuerte, que siempre me sonreía, y con el que acabé entablando conversación y que
se convirtió en mi compañero de ejercicios. Así me enteré que se llamaba Hugo y
que era Mexicano, que estaba en España por unos meses ampliando sus estudios de
arquitectura. Era un par de años más joven que yo pero parecía muy maduro, y no
pareció importarle que le dijera que estaba casada, ya que durante los
ejercicios de gimnasia que hacíamos juntos no perdía la oportunidad de tocarme y
acariciarme cuanto podía, con disimulo pero sin vergüenza. Yo por mi parte me
dejaba, y me sentía halagada cuando lo sorprendía desnudándome con la mirada, y
me humedecía al fijarme que su paquete parecía estar en una constante erección.



La verdad es que Hugo me gustaba, y por primera vez me
plantee seriamente ponerle los cuernos a mi marido, aunque eso sí, siguiendo las
reglas del juego por él impuestas. Tenía que ser una infidelidad consentida. Así
es que empecé a explicarle a mi marido cosas de mi apuesto mexicano: de lo
galante y atractivo que era, de cómo alguna vez me había rozado el trasero con
su enorme paquete, de cómo se me ponían los pezones erguidos cuando estaba junto
a él... tan pesada me puse que finalmente mi esposo me animó a que concertará
una cita con él. No me lo hice repetir dos veces.



Muy pronto surgió la oportunidad que esperaba. En un museo
del centro de la ciudad estaban haciendo una exposición de arte azteca, y al
siguiente día de ir al gimnasio le comenté como quien no quiere la cosa que me
gustaría ir a ver esa exposición. Hugo lo cazo al vuelo y me propuso ir juntos.
¡Qué mejor que ir a ver una exposición de arte azteca que con un mexicano!, dijo
con una amplia sonrisa. Yo lógicamente acepté encantada y sentí un
estremecimiento de emoción en la entrepierna.


Cuando llegué a casa y se lo conté a mi marido me regaló una
de las mejores comidas de chochete que me han hecho en la vida. Mientras me lo
comía le dije entre gemidos que parecía que quería dejármelo bien limpio para
Hugo. Creo que yo misma me estaba sorprendiendo de lo zorrita que podía ser.



Por fin el día de la cita llegó. Mi esposo seleccionó
personalmente la ropa que debía vestir. Un top blanco ajustado marcando pezones
ya que no quiso que me pusiera sujetador, y una minifalda tejana que sólo tapaba
lo justo. Por debajo un tanga de encaje negro. También me hizo poner unos
zapatos con algo de tacón para estilizar más las piernas. La verdad es que no
tenía mal gusto, pero me sentía como un putón. Salí de casa con las bragas ya
húmedas. El trato al que llegué con mi marido era que él me estaría espiando sin
que yo me percatará, y que sobretodo no lo buscará con la mirada porque Hugo
podría sospechar algo raro. Por lo demás era libre de hacer lo que quisiera,
aunque estando en un lugar público tampoco parecía que pudiera pasar nada...


Cuando llegué a la puerta del museo él ya me estaba esperando
con las entradas en la mano. Estaba muy apuesto vestido con ropa de calle. Me
miró de arriba abajo y sonrió, le gustaba lo que veía y yo casi me corro de la
emoción por la situación tan morbosa que estaba viviendo. Estuvimos un buen rato
mirando la exposición, y aunque yo le había prometido a mi marido no buscarlo
con la mirada, de reojo trataba de verlo. Hugo me explicó un montón de cosas
sobre México, y no perdía oportunidad para cogerme de la mano o de la cintura.
Yo me dejaba.


Al salir del museo me propuso ir a tomar algo, pero la verdad
es que se había hecho un poco tarde y le dije que prefería regresar a casa
porque mi esposo ya habría vuelto del trabajo y se extrañaría si no me
encontraba. Aquello pareció despertarle la lujuria porque vi en sus ojos un
brillo extraño. Me propuso acompañarme a casa en coche. Yo accedí encantada. El
coche lo había dejado en un parking subterráneo muy cercano. Me excitaba saber
que mi marido me miraba desde algún lugar como iba andando por la calle junto a
Hugo, un tipo al que deseaba.


Nos metimos en el parking, bajamos un par de pisos y nos
acercamos a su coche. No había nadie más en la planta, por lo menos
aparentemente. Entré en el vehículo y me acomodé en el asiento. Hugo a mi lado
me dijo que lo había pasado muy bien, que era una mujer muy atractiva y que me
deseaba... y me plantó un beso en la boca. Me quedé algo sorprendida, pero
cuando me volvió a besar le correspondí con pasión, juntando nuestras lenguas.
Se había desatado la pasión. Por un instante me olvidé de mi esposo. Mientras
nos besábamos Hugo me subió el top liberándome los pechos, los acarició y luego
los chupó con tanta maestría que me sentí totalmente húmeda. Yo por mi parte no
me quedé atrás. Le agarré el paquete y pude comprobar que estaba bien duro. Le
desabroché los pantalones y con su colaboración le saqué el pene.


Era sensacional. Bien gordo y duro, con la cabezota rosada,
llevaba el pubis rasurado y eso no se porque me excitó aún más. Tenía que
agradecerle ese torrente de emociones que estaba viviendo y sin más
contemplaciones me agaché y me metí la polla de mi querido mexicano en la boca.
Mientras se la mamaba él se había recostado en el asiento, me acariciaba el pelo
y me decía lo bien que lo hacía y las muchas veces que se había masturbado
esperando ese momento.


Me apliqué en hacerlo lo mejor que pude: le lamí el tronco,
la puntita, me lo froté por el rostro para impregnarme de su olor a macho, le
acaricié los huevos... y en un momento que levanté los ojos, me quedé helada al
ver como al otro lado de la ventanilla, de pie, estaba mi marido observándolo
todo, pajeándose... me resulta imposible explicar en palabras lo que sentí, sólo
os diré que me corrí de la impresión y me tragué todo el miembro de Hugo, que
por suerte seguía reclinado en la butaca y con los ojos cerrados. Aquella última
acometida debió ser tan apasionada que el mexicano se corrió dentro de mi boca.
Parecía una fuente de leche caliente y espesa. Me lo tragué todo. Y tras unos
instantes de ensoñación, volvimos ambos al mundo real. Mi marido ya no estaba
allí. Se había esfumado. Hugo y yo nos arreglamos la ropa. Rechacé la oferta de
ir a su casa y me llevó diligente a casa con la promesa de vernos muy pronto, y
nos despedimos con un casto beso en la mejilla.


Cuando entré en casa me eché en la cama y me masturbé
esperando a que mi marido regresara. Deseaba con locura que me contara lo que
había visto y sentido a ver a su mujercita mamando la polla de OTRO.



Continuará...


Para comentarios:
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO




Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .



Número de votos: 7
Media de votos: 8.00


Relato: Marido morboso
Leida: 29210veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s





Participa en la web








Contacto
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados




























relato porno de madre en viajerelatos porno real arquilando a mi hija 1relato porno- pequeña Relato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoRelatos de sexo no consentido con misioneras americanasrelatos porno sexo abuelo nietarelatos de orgias en familiarelato porno de no consentidomi hijo y mi sobrino me penetraronrelatos mi prima borrachaRelato de tío enamorando a sobrina para desvirgarla15 añera desvirginada por negroRelato porno hermanitaxxx trio les alcanzó a mis prima la toalla y me follan las dosRelatos de sexo con viejos enfermosrelatos eroticos de papa hija ymama relatos porno historia de una colegiala 5relatos porno 8 senores me desvirgaron/relato38131_el-taxista-pervertido.htmlRelatos de incesto desvirgadaIncesto con la abuela relatadosRelatos eroticos entre ahijada y padrinorelato eroticojugando con papáRelatos eróticos cojiendome a mi comadre borrachaporno con sus hijasrelato casero con la polla de mi tio gay Incesto con la abuela relatadosRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatoporno cortos gratisRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatohistorias eroticas de nenas de 11 gratisrelatos xxx mi abuela y yorelatos cuentos porno bdlol.ru mami papiIncesto con la abuela relatadossexo,con,el,compadre,relatosculito de nina bdlol.ru/relatoespañola madura pornoincesto y amor filial cuentos y relatoshistorias eroticas de nietas cojedoras videos porno no aguanto la verga del negro y quiere caminarpase la noche en la casa de mi papa y aprobecho para espiar a mi madre pornoInsesto Relatos pornoel porno mas extremorelatos porno con sobrinas chikitasrelatos porno criadas y sirvientas lesbianasrelato espiando a la tia follandorelatos porno vecina menorporno telefonicofotos eroticas amateurmi hijita de 9 añitos relatoRelatos porno amor filial mi hija de 11 para 2 - 2 bdlol.ruRelatos me tire a la primaRelatos de sexo no consentido conalquilando a mi hija misrelatos pornofantasio con mi suegra y me masturbo relato pornorelato pirno mi hijastra de 15Relatos heroticos mi tia me paga con sexorelato erótico hija de 8 relatos coji por el culo a mi madre borracha y drogadami amigo y mi madre relatos eroticoscuentos y relatos porno familiarelatos correte dentro hijoRelatos eroticos de viviendo con mí abuela 2historia de sexo con mi sobriname cogi mi hija relatos pornorelatos erotico con mi madre de vacacionesrelato porno mi sobrinita nena xxxporno mamá/relato42921_VIOLE-A-MI-SOBRINA-BRENDITA.htmlhumillacion anal relatosRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatorelatos sexo viejasrelatos porno de primitas peque/relato19390_La-Tarea.htmlrelatos xxx mi esposa la vi siendo penetradahistorias eroticas de nenas de 10 gratisrelato erotico hermanita de 6relatos eroticos mi hijastra borrachaculie con.mi madre q es viuda relato .pornoRelatos porno amor filial mi amigo mis sobrinas y yo bdlol.rumi tio maduro relatos sexuales gayporno relatos de incestolas bragas de mi mamá sucias xxx relatosRelatos de sobrino follando con su tía en la playamisrelatosporno.com dormidasrelatos eroticos bdlol.rusexo anal con chinas relatospornogaypollonrelatos eroticos incito a mi madre a que se vista sexyRelato Pornos De Dominacion A Chicos TodoRelatorelato xxx cogiendo con papA geyme follo a mi hermano relatorelatos porno de vacaciones con mi esposa y mi suegracornudo consentidoRelatos d me follo la peluquera transrelato de la esposa y su sobrinorelatos pornos me coji a la hijita de mi tia